Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Sobre el papel, pocas apuestas tan atractivas como Aliados. Cine de espías, rodado a lo clásico, por un experimentado director, Robert Zemeckis (Forrest Gump, Náufrago, El vuelo), y protagonizado por una pareja de atractivos y solventes intérpretes (Bard Pitt y Marion Cotillard). Con estos mimbres era difícil hacer una mala película. Aliados no lo es. Pero tampoco es buena. Ni

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares