Una versión de esta reseña se publicó en el servicio impreso 80/15 A estas alturas, con las obras de Coppola y Scorsese en cabeza, podría pensarse que está todo dicho en el cine de gangsters. Pero la realidad siempre sorprende. Y al basarse en hechos auténticos bien documentados por los periodistas del Boston Globe, ganadores del Pulitzter, Gerard O’Neill y Dick Lehr, ser sólido el guion de Mark Mallouk y Jez Butterworth, y cuidada la puesta en escena de Scott Cooper con el respaldo de un gran estudio de Hollywood, Black Mass resulta im ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.