Diego Contreras

17.Sep.2003
Roma. El gobierno italiano dedicará 90 millones de euros a favor de las familias que inscriban a sus hijos en escuelas no estatales concertadas. El decreto establece una cifra de 30 millones para cada uno de los tres próximos años académicos, comenzando por el actual. Esa medida, según la ministra de educación Letizia Moratti, "es un hecho de equidad" con el que se pretende "favorecer la libre elección de las familias".