Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En el mítico reino de Asgard, Odín se dispone a ceder el trono a su hijo Thor cuando el reino sufre el ataque de sus ancestrales enemigos, los gigantes del hielo. El ataque es repelido, pero Thor, ávido de gloria y de sangre, desobedeciendo a su padre, invade el frío mundo de Jotunheim. Desterrado llega a la Tierra, donde conocerá a un grupo de científicos encabezados por Jane Foster. Convertido en un simple mortal descubrirá la paciencia, la humildad y la compasión.

La galería de personajes de Marvel es inagotable y han puesto toda la carne en el asador para trasladar a la pantalla grande a uno de sus más célebres héroes, el poderoso Thor, que nació en 1962. Un reparto estelar anuncia que no estamos ante una simple historia de peleas: el lado humano, también el de los mitos, es importante. El director elegido, hombre de teatro, no se deja seducir por lo secundario y destaca en los momentos puramente dramáticos y humanos: el dolor de Odín, la pena de Loki,y en los muy divertidos problemas del héroe para adaptarse a la vida de un humano en la Tierra.

La pirotecnia, el artificio y los efectos digitales, siendo de bella factura no impresionan tanto, pues estamos muy acostumbrados a ellos; el uso del 3D es sobrio e innecesario. El ritmo es muy bueno, hay mucha acción; en suma, lo que se podía esperar de esta película. Un buen entretenimiento para jóvenes.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares