Vivienda
Cada vez más personas mayores comparten su casa con jóvenes: una fórmula que ayuda a paliar el elevado coste de la vida, y también la soledad.
Las residencias compartidas se extienden como solución para una época en que mucha gente vive sola.
El nuevo urbanismo propone casas con espacio adicional para uso flexible y calles con pocos coches.
Tener casa, tener cultura y disfrutar de la belleza son necesidades imperiosas para el ser humano, destaca este arquitecto español.
Un informe compara las políticas sobre el alquiler en seis países desarrollados, y constata que cada opción ofrece ventajas e inconvenientes.
Una iniciativa busca brindar a familias en situación de precariedad una vivienda digna en pueblos de la España rural, que también se benefician con la llegada de aquellas.
Cada vez más gente en Europa tiene problemas para afrontar sus gastos de vivienda, que crecen más aprisa que los ingresos.
Grandes tecnológicas empiezan a afrontar el problema de construir vivienda asequible en zonas donde tienen su sede.
La crisis de vivienda asequible demuestra que es más fácil ofrecer innovaciones tecnológicas en la nube que resolver un problema vital a ras de tierra.
Con cientos de miles de personas sin hogar, alquileres e hipotecas al alza y una oferta insuficiente de viviendas, la política alemana en el sector necesita una actualización.
La pobreza tiene una tendencia acumulativa. Un mal barrio suele comportar un mal colegio, y este, un mal trabajo. Pero el círculo vicioso se puede romper.
Entre las personas sin hogar se dan circunstancias muy diversas, y no todas las estrategias diseñadas para ayudarlas son igualmente efectivas.
Crecen los hogares que invierten en el alquiler, el préstamo o la hipoteca una gran parte de sus ingresos. Las noticias son especialmente malas para los jóvenes que quieren formar una familia.
Nueva York estrena edificios con entradas separadas para los propietarios de viviendas de lujo y los inquilinos de pisos subvencionados.
A diferencia de los remedios clásicos, la estrategia “Housing First” está logrando en EE.UU. que la mayoría de los sin techo en peor situación no vuelvan a dormir en la calle.
Tras el “boom” inmobiliario de la pasada década, España se ha convertido en el país europeo con más viviendas desocupadas. Le siguen Francia, Italia y Alemania.
Aumentan los desahucios, mientras el 13,5% de las viviendas están vacías.
Irlanda, que al igual que España experimentó una burbuja inmobiliaria, va a cambiar la legislación para llegar a acuerdos extrajudiciales en casos de insolvencia.
El déficit de viviendas y el mal estado de las existentes han obligado a derogar absurdas restricciones en el sector. Los cubanos ya pueden comprar y vender sus casas, pero lo difícil es aumentar la construcción de nuevas viviendas.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.