Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Woody Allen vuelve a ponerse delante de las cámaras interpretando a su clásico personaje. Como siempre, se trata de una película coral, con muchas tramas amorosas, pero con un tono menos cínico que otras veces, aunque tremendamente irónico, hedonista e incidentalmente soez.

Roma es la ciudad elegida como telón de fondo para esta comedia ligera, que habla del amor, del arte y de telebasura en términos tan volátiles como entrañables. En elenco contamos, entre otras, con la presencia resultona de Penélope Cruz, de Alec Baldwin, que hace la función de coro o conciencia de uno de los personajes —algo ya usado por Allen en otras ocasiones—, de Ellen Page (Juno), que se confirma como una excelente actriz, y un siempre desbordante e hiperbólico Roberto Benigni, que protagoniza la trama más surrealista e hilarante del filme.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares