A diferencia de la novela homónima de Kazuo Ishiguro en la que se inspira (cfr. Aceprensa, 9-11-2005), Nunca me abandones da la clave en la primera escena. Kathy (Carey Mulligan, An Education), la protagonista, revela quién es y qué es; pero lo hace con tal sutileza que casi lo has olvidado cuando comienza el largo flash-back, su historia y la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares