Mr. Link: El origen perdido

Mr. Link: El origen perdido

TÍTULO ORIGINAL Missing Link

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2019

DURACIÓN 94 min.

PÚBLICOTodos los públicos

ESTRENO10/05/2019

GUIONISTAS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Laika Entertainment, los estudios encargados de esta película, han ido demostrando que realmente merecen estar entre las mejores empresas de animación actuales. Su anterior título, Kubo y las dos cuerdas mágicas, ya tenía un nivel excelente, y tampoco se quedaban cortos sus otros tres.

Ahora, Chris Butler, coguionista de Kubo, escribe y dirige Mr. Link. El origen perdido. Aquí, sin el tenebrismo de las anteriores, hasta ahora marca de la casa Laika, especialmente en El alucinante mundo de Norman y Los Boxtrolls. Al contrario: Mr. Link es una película llena de color, que hace más increíble, si cabe, la técnica usada: el stop-motion, combinado con fondos creados con ordenador. Es una maravilla, por ejemplo, ver cómo se mueve y avanza el elefante en el que van montados los protagonistas, en medio de una tupida selva oriental. O la perfección con la que están trabajados las ropas, los decorados, las calles…

Pero, además, Mr. Link destaca no solo por la técnica, sino también por los personajes y la historia. Sir Lionel Frost es un aventurero, apuesto y valiente –y algo egoísta–, que se considera el principal investigador de mitos y monstruos. Pero nadie le comprende ni acepta, y decide seguir la pista de una criatura que podría ser el eslabón perdido del linaje humano. La encuentra, pero nada es lo que pensaba.

Así, la historia se desarrolla en un divertido viaje a lo largo del mundo, en el que los protagonistas, en principio de caracteres y objetivos totalmente opuestos, van trazando grandes lazos de amistad, a la par que se aprecia un marcado arco de transformación. Es verdad que, en algún momento, el guion pierde un poco el ritmo, pero se perdona por la amabilidad de la historia, al estilo capriano. También hay un poco de Indiana Jones. En busca del Arca perdida, como reconoce el mismo Butler, y otro poco de La vuelta al mundo en 80 días, de Jules Verne.

Al final, estamos ante una película muy simpática, para disfrutar con toda la familia, de la que vale mucho la pena ver cómo está hecha, para apreciarla aún más.

Jaume Figa i Vaello
@jaumefv

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares