Esta temporada, películas como Jurassic World o Star War: El despertar de la fuerza han demostrado la eficacia artística y comercial de recuperar el espíritu primigenio de las grandes franquicias fílmicas. Exactamente lo mismo ha hecho el californiano Ryan Coogler (Fruitvale Station) en Creed. La leyenda de Rocky, que le ha valido a Sylvester Stallone el Globo de Oro y la candidatura al Oscar al mejor actor de reparto. Esta vez, el protagonista es Adonis Johnson, hijo del campeón del mundo de los pesos pesados Apollo Creed, al que no llegó a conocer. Aunque vive lujosamente, lleva el boxeo en la sangre, así que un día pone rumbo a Filadelfia, donde se celebró el mítico combate entre su ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.