Voluntariado
Con la pandemia, las organizaciones de ayuda social han intentado mantener su actividad a distancia y casi sin voluntarios. Algunas nos explican cómo se han adaptado.
La catástrofe social ocasionada por la pandemia sería aun peor, de no ser por los bancos de alimentos, que no pueden sustituir a las instituciones públicas indefinidamente.
Un estudio sobre los voluntarios en España revela que la gran mayoría son de mediana edad, y faltan tanto jóvenes como mayores de 65 años.
Originales iniciativas, como los clubs de corredores o los “beauty days”, ayudan a recuperar la confianza en uno mismo.
En un barrio de Barcelona con un 50% de inmigrantes, Braval ofrece a los jóvenes vías de ascenso social.
Gracias al proyecto Gastronomía Solidaria, varios jóvenes con antecedentes de mala conducta social están dejando atrás las malas experiencias y afianzándose en la cultura del trabajo.
La forma de colaborar con una ONG depende de las circunstancias personales, aunque no solo.
En un barrio desfavorecido de Santiago de Chile, un sacerdote impulsa, con la colaboración de manos amigas, iniciativas para desterrar la violencia y mejorar la vida de la comunidad.
Varias iniciativas de inspiración católica ayudan a mujeres a salir del círculo de la indigencia y la vulnerabilidad.
Más de uno de cada cuatro adultos de Estados Unidos ha participado en actividades benéficas, la cifra más alta desde 2005.
Tras unos años de endeudamiento despreocupado, muchos municipios españoles no llegan ahora a fin mes. Así que empiezan a pedir a los ciudadanos que colaboren para sacar adelante actividades de interés público.
Es el impulsor de la figura de los “emprendedores sociales”, personas con ideas innovadoras de transformación social.
Cooperación Internacional
Cada vez más empresas, incluso a pesar de la crisis, realizan actividades benéficas de forma corporativa.
International Herald Tribune
En Estados Unidos, miles de profesionales que han perdido el empleo se incorporan a tareas de voluntariado.
De cada dos jubilados uno ayuda en asociaciones de voluntariado por lo menos 15 horas al mes.
La herencia soviética y la estrechez económica son importantes obstáculos para el desarrollo del voluntariado.
Para que se desarrolle el sector no lucrativo hacen falta emprendedores sociales con ideas innovadoras.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.