Objeción de Conciencia
Los intentos de suprimir el derecho a objetar en el ámbito sanitario muestran el paso de la actitud permisiva del principio a la coacción.
Las leyes antidiscriminación o contra el discurso del odio siguen creando conflictos con las libertades de quienes no están de acuerdo con las opciones protegidas.
Un “think tank” canadiense analiza cómo se ha deteriorado la tolerancia y qué se puede hacer para reforzar la libertad de conciencia.
No resuelve igual los conflictos entre ley y conciencia una democracia amiga de la libertad que otra recelosa de ella.
Para obligar a los profesionales de la salud a sujetarse a sus agendas ideológicas, varios políticos e instituciones quieren limitar el derecho a objetar.
Una resolución recién aprobada pide que rehusar intervenir en abortos sea considerado como denegación de atención sanitaria debida.
El Tribunal Supremo de EE.UU. da la razón a una entidad católica pero no resuelve la cuestión de fondo.
La propuesta ha sido criticada por los democristianos y también por un destacado político verde.
El Tribunal Supremo de EE.UU. falla a favor de la objeción de conciencia de los empleadores y de la autonomía de los colegios religiosos.
El Tribunal de Estrasburgo ha dado un paso atrás en la protección de la objeción de conciencia sanitaria, en contra del giro iniciado en los últimos años.
Unos padres ateos logran sin dificultad que una escuela pública les reconozca en la práctica la libertad religiosa y de conciencia.
El Departamento de Salud de EE.UU. refuerza la protección de los profesionales sanitarios que rehúsen participar en prácticas contrarias a sus convicciones.
Muchos profesionales de la salud se acogen a la objeción de conciencia para no tener que interrumpir embarazos. El Parlamento está preparando una nueva ley.
Al pronunciarse sobre el caso de una doctora despedida por negarse a implantar el DIU, los jueces señalan que las autoridades deben respetar la postura de los objetores al aborto.
La doctora polaca Katarzyna Jachimowicz, residente en Noruega, libra una batalla legal contra una institución de la sanidad pública que desconoce su derecho a la objeción de conciencia.
Un riesgo de trasladar a la libertad religiosa todo derecho de conciencia es que las convicciones de los creyentes se acaben viendo como puramente de fe.
Había sido cesada por negarse a implantar dispositivos intrauterinos. El juez ve improcedente el despido, pues otros médicos podían haber hecho lo que ella, en conciencia, no podía.
El debate sobre el matrimonio homosexual suele llevar aparejado otro referido a las políticas antidiscriminación. Una reciente sentencia del TEDH sobre la objeción de conciencia al servicio militar muestra lo que está en juego.
El gobierno permite objetar por razones éticas o religiosas al “mandato anticonceptivo” e insta a proteger la libertad de conciencia en las leyes antidiscriminación.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.