Libertad religiosa con razones públicas

Apelar a la libertad religiosa en los conflictos entre conciencia y ley está resultando eficaz para los creyentes en Estados Unidos. Pero algunos temen que la judicialización de este derecho tenga un efecto rebote en la opinión pública, por el que se acaben viendo sus convicciones como puramente de fe. La llegada al Tribunal Supremo estadounidense del caso de un pastelero de Colorado, Jack Phillips, que se negó a hacer una tarta para una boda gay por sus convicciones cristianas

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares