Watchmen

Watchmen

TÍTULO ORIGINAL Watchmen

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2009

DURACIÓN 155 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNLenguaje soez, Violencia, Sexo

ESTRENO06/03/2009

ACTORES, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

DIRECTORES

Por mucho que les duela a los creadores de Watchmen, una novela gráfica de más de 400 páginas publicada en 1986, y a los autores de la muy fiel versión cinematográfica, estamos ante una historia de superhéroes, otra más de la copiosa remesa servida por Hollywood. Esta advertencia, nada más comenzar, es interesante porque, en determinados ambientes, dados a cierta mitomanía, parece que ante las obras de algunos autores de cómic hay que hablar en voz baja y con la columna un poco curvada.

El británico Alan Moore es un guionista que ha hecho de los planteamientos ucrónicos (reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder) y de un discurso gnóstico con ribetes totalitarios su marca personal para innovar en la ciencia ficción en su versión de viñeta.

En sus obras gráficas (V de Vendetta, La Liga de los Hombres Extraordinarios, Desde el infierno), Moore parte de argumentos ya muy conocidos y explotados para darles una peculiar vuelta de tuerca con la inestimable ayuda de excelentes y experimentados dibujantes. Sus argumentos trágicos y desencantados coinciden en un pesimismo tremendista: el mundo no tiene remedio porque hemos sido malos, lo somos más aún y en el futuro será mucho peor. En ambientes oscuros y siniestros, unos personajes abrumados por la desesperanza asisten o protagonizan estallidos de violencia perturbada (con frecuencia sádica) y de sexo enfermizo (con frecuencia mostrados de manera pornográfica) en un mundo pervertido. Ciertamente, estéticamente hablando, hay elementos muy logrados en la planificación narrativo-visual de estos comics, muy bien dibujados y coloreados. Pero no es menos cierto que cuando los comparas con gente del nivel creativo de Eisner, Raymond, Foster o Pratt, no son para tanto.

Era necesario hacer estas consideraciones previas porque la película de Snyder, para bien y para mal, es muy fiel a la original obra impresa. El realizador había cobrado renombre por su versión fílmica de 300, la novela gráfica Frank Miller, otro autor de comics, similar a Moore en bastantes aspectos.

La acción de Watchmen se desarrolla en el año 1985, con el inminente riesgo de una guerra nuclear entre Estados Unidos, que en esta historia ucrónica sigue gobernada por Nixon, y la Unión Soviética. Unos superhéroes retirados tienen que enfrentarse a la situación, que arranca con el misterioso asesinato de uno de ellos.

Con un generosísimo presupuesto (entre 150 y 200 millones de dólares) y un notable despliegue técnico, Snyder traslada a la pantalla la historia, que se va desenvolviendo con cierta calma (algo infrecuente en las películas basadas en comics) y una cierta deconstrucción narrativa, a lo largo de dos horas y cuarenta minutos. Al final, más allá de la espectacularidad de muchas secuencias, termina pesando la bobalicona solemnidad de un guión de oráculo de supermercado, de una historia que apela a una superficial y efectista visión mágico-gnóstica de la vida.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares