La directora Mimi Leder, responsable de películas tan variopintas como Deep Impact o Cadena de favores, dirige este thriller policiaco, que tiene poco de cine de autor y mucho de cine alimenticio. Nos cuenta la historia del latino Gabriel Martín, un ladrón que trabaja por su cuenta hasta que conoce a Ripley, otro delincuente experto en robos de arte de alto standing. Ripley le ofrece tomar parte de uno de los robos más ambiciosos, el de los famosos huevos Fabergé, propiedad de la Joyería Romanov de Nueva York.

Antonio Banderas y Morgan Freeman protagonizan esta película que más bien parece una práctica escolar de guión, previsible, estereotipada, y en ocasiones muy inverosímil. El film entretiene, y algún incauto puede disfrutar con las sorpresas, pero pesa demasiado su falta de originalidad. Peajes de sexo a cargo de Radha Mitchell y frases peliculeras de Banderas son el broche de oro de un título que debería haber ido directamente al mercado del DVD, como en Reino Unido y, probablemente, en Estados Unidos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares