Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Es fácil y difícil entender cómo una película tan tonta como la precedente pudo hacer sus buenos 400 millones de dólares en la taquilla. Después de haber sido destrozada por la crítica de todo el mundo, especialmente la norteamericana, llega la segunda parte, 146 minutos con los paseos de cuatro mujeres que rivalizan en estupidez histérica.

El comentario final de la crítica escrita por Ana Sánchez de la Nieta describe bien el paradójico logro de esta sandez filmíca: “Mientras dura la película, una desea ardientemente haber nacido hombre”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.