Tet Wada

Wall Street: El dinero nunca duerme

Cuidada producción de estudio que no tiene el aliento del original. Escasea el espacio para la tragedia y sobra para el convencionalismo dulzón.

Sexo en Nueva York 2

146 minutos con los paseos de cuatro mujeres que rivalizan en estupidez histérica.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa