Persuasión

TÍTULO ORIGINAL Persuasion

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Roger Michell. Guión: Nick Dear. Intérpretes: Amanda Root, Ciaran Hinds, Susan Fleetwood, Corin Redgrave, Fiona Shaw, John Woodvine, Phoebe Nicholls. 103 min.

Adaptación de la última novela de Jane Austen. Anne Elliot es una joven inglesa de principios del XIX, tímida, culta, amable y no muy guapa. Tras la muerte de su madre, los excesos de su padre y de su hermana han debilitado la alta posición de la familia. Ambos desprecian a Anne, pues ella aborrece su obsesión por mantenerse cómo sea dentro de la “buena sociedad”. A esto se añade la desazón interior que provocó hace años en Anne la ruptura de su compromiso con Frederick, un honrado oficial de marina que al poco marchó a la guerra. El regreso de Frederick, ahora rico y con los galones de capitán, hará que aflore el riquísimo mundo interior de Anne.

Menos divertida que Sentido y sensibilidad y que Emma, y con menos pretensiones cinematográficas, Persuasión resulta, sin embargo, más profunda y sutil, quizá porque se basa en una obra de madurez. La fascinación por Anne surge poco a poco, conforme va desplegando su apabullante belleza interior, delimitada por virtudes muy atractivas: humildad, dominio de sí, capacidad de arrepentimiento, caridad heroica, sensibilidad artística, alta valoración del amor, inagotable afán de saber… Para Anne, la auténtica “buena sociedad” no tiene nada que ver con las amaneradas y vacías relaciones sociales de sus familiares; más bien se trata de una “reunión de gente inteligente y con formación en la que puede hablarse de todos los temas interesantes”. Esa donación a los demás y esa esforzada búsqueda de la excelencia provoca que las almas vulgares tiendan a distanciarse de Anne; pero son precisamente los imanes que hacen que los mejores, de todas las condiciones, se sientan atraídos por ella.

El inglés Roger Michell -prestigioso director teatral y televisivo- ha hecho lo que debía: ser fiel a la novela y rodearse de un buen equipo. Así que la película, a pesar de algunas arritmias, tiene la exquisita factura visual y el vigor interpretativo característicos del cine británico de época. De los actores -la mayoría formados en la Royal Shakespeare Company-, destaca Amanda Root, que da vida a Anne con una mezcla de naturalidad y variedad de registros difícilmente superable. Por otra parte, Michell opta por un eficaz realismo formal, que incluso le lleva a rodar a veces cámara en mano. Su visión de la época victoriana no es pulcra e impoluta, como en otras películas. Sus personajes sudan, se ensucian, jadean, enferman…, son de carne y hueso. Este enfoque acerca aún más la historia al espectador.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares