(Actualizado el 25-02-2013)

Kathryn Bigelow, ganadora de un Oscar por la intensa y trepidante En tierra hostil, vuelve a optar por el cine bélico. La noche más oscura recrea la operación de caza y captura de Osama Bin Laden. El tema es apasionante, sobre todo teniendo en cuenta que el gobierno de Estados Unidos le ha facilitado a Bigelow muchísima documentación. Tanta, que los republicanos acusaron a Obama de facilitar información clasificada. Luego resultó no ser para tanto, pero en todo caso, la cantidad de datos sobre la operación que maneja la película es abrumadora. La historia está narrada –de una forma bastante aséptica, por cierto, pese a la tremenda violencia que muestra– a partir de la figura de una ejecutiva de la CIA sumamente eficiente y empeñada en atrapar a Bin Laden cueste lo que cueste.

A partir de un material de auténtico lujo, Bigelow ha construido un magnífico documental, una pieza que probablemente servirá para ilustrar un capítulo de la historia del siglo XXI. Sin embargo, puede dejar bastante frío al espectador que espera un poco más de emoción dramática. Quizás esta falta de dimensión emotiva viene porque todos sabemos cómo termina la cinta, o porque Bigelow está más interesada en mantener la narración de los hechos que en vigilar el ritmo, o porque simplemente lo que le preocupa es hacer una reconstrucción histórica y los personajes son el decorado.

Aun así, estamos ante una película interesante y magníficamente rodada. De hecho, parece que Bigelow, consciente de lo bien que maneja la cámara, no ha querido dejar nada en la mesa de montaje. La película sobrepasa los 150 minutos y hay que esperar dos horas para entrar en la casa de Bin Laden.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.