Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En el invierno de 1820, cuando la caza de cetáceos era un gran negocio, el ballenero Essex, de Nueva Inglaterra, fue destruido por un gigantesco cachalote blanco, que dejó a la tripulación luchando por sobrevivir en medio del Océano Pacífico. Así se lo cuenta años más tarde uno de los supervivientes al escritor Herman Melville, que en 1851 transformaría esa

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares