Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Muy buenos mimbres tenía esta coproducción internacional dirigida por el rumano Mihaileanu (Vete y vive), pero el cesto resultante decepciona. No son pocos los espectadores que reciben con mucho interés las películas en las que la música o los músicos tienen el protagonismo, porque es difícil superar a la gran música en su capacidad expresiva de la dimensión espiritual del

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares