Alain-Michel Blanc

10.Mar.2010
Una película que podía haber sido muy grande pero pierde nivel por culpa del exceso histriónico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.