Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En Blue Valentine, Derek Cianfrace demostraba una cierta capacidad para presentar un conflicto humano interesante –en ese caso la destrucción de una relación apasionada– y una notable incapacidad para desarrollarlo. Con todo, había estilo, cuidado de la forma y una pareja de buenos actores. En Cruce de caminos, Cianfrace da un paso adelante. No solo presenta un tema de cierto

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares