Come, reza, ama

Come, reza, ama

TÍTULO ORIGINAL Eat Pray Love

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2010

DURACIÓN 85 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNSensualidad

ESTRENO12/08/2010

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Come, reza, ama es el título de un libro de memorias de Elizabeth Gilbert, que tuvo una excelente acogida en Estados Unidos, y cuenta cómo esa mujer deja todo: casa, fortuna, marido, para encontrarse a sí misma. El libro, dicen, es ágil e ingenioso. La película se queda en las anécdotas.

Un buen día Liz Gilbert (Julia Roberts) descubre que está aburrida con su existencia, y pide el divorcio a su desconcertado marido. Descubriendo su nueva soltería, tiene un affaire con un joven actor (Jess Franco) al que deja poco después. Finalmente decide que para encontrar la paz debe cambiar de aires, y organiza un año sabático con tres paradas: Italia, India y Bali. En Italia aprenderá el idioma, la cultura del dolce far niente y el placer de la buena comida. En la India, aprende disciplina y meditación. En Bali encuentra la paz interior y vuelve a amar.

Si las cosas sucedieron así, habrá que dar a Liz Gilbert el premio a la mujer más afortunada del mundo, que puede viajar a placer, gastar sin medida y que encuentra a su paso cohortes de gente encantadora dispuesta a echarle una mano siempre que lo necesite. Pero no ha tenido suerte con la película.

Obviamente, Julia Roberts era la persona ideal para darle vida, pero la dirección es lamentable, la película acumula anécdotas sin orden, concierto ni medida, ni más propósito que fotografiar a la actriz con todo tipo de vestuario, peinados y fondos, y hay muchos en un viaje alrededor del mundo. Julia Roberts es una gran actriz y es muy fotogénica, pero ciento cuarenta minutos en pantalla terminan por cansar. Sólo hay un gran momento, cuando Richard Jenkins le da réplica en la India. Javier Bardem es un mero comparsa que aparece al final para bailar con ella y besarla (mejor no hablar de sus diálogos).

En definitiva, una descarada novela rosa con un toque místico tipo New Age.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares