Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El director de cine de acción ruso Timur Bekmambetov (Guardianes de la noche, Wanted) lleva a la pantalla una novela de un novelista norteamericano que antes había escrito algo titulado Sentido y sensibilidad y zombies

La idea es lograr un entretenimiento efectivo, y hay cierto ingenio en un guion que, a su manera, no se entrega a la parodia y prefiere meter vampiros en la reconocible trayectoria de Abraham Lincoln, con delicadeza y sin irreverencias. La remezcla de tradiciones narrativas, mitos y leyendas no es nada del otro mundo pero se deja ver.

Bien interpretada, sin pretensiones, espectacular, la película pensada para público juvenil aficionado al cine de acción y al asunto vampírico, funciona mejor de lo que cabría esperar.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares