Simon Kinberg
Simon Kinberg dirige un Ocean’s 8 en clave James Bond. Pasable, pero muy convencional.
Nuevo capítulo entretenido de la saga de los X-Men, que esta vez tienen que enfrentarse a una de los suyos, con unos superpoderes que no puede controlar.
La tercera entrega de los X-Men en su versión “joven” es un film entretenido, sin más: la acumulación de superhéroes dándose de bofetadas siempre es resultona.
Una de las mejores películas de aventuras de los últimos años, muy bien dirigida por Ritchie, con excelentes guión, reparto y puesta en escena.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.