Shea Whigham
Esta aclamada serie romántica del director de “Once” y “Begin Again” está basada en historias reales publicadas en “The New York Times”.
Poderosa película de villanos, es ya uno de los títulos del año.
Adam McKay ofrece un interesante “biopic” de quien fue la eminencia gris detrás del presidente George W. Bush: su vicepresidente Dick Cheney.

Un thriller psicológico en dos planos temporales, distribuido en diez episodios breves, que crea suspense sobre todo por su puesta en escena y por la extraordinaria actuación de Julia Roberts.

La odisea del primer hombre que pisó la Luna, contada desde el lado personal del protagonista y de su familia.
Un guion sólido, espectaculares escenas de acción y hondura de personajes mantienen el alto nivel de la saga.
Una excelente miniserie, que no es un mero “remake” de la película de los Coen, y que reivindica la bondad del hombre normal, ahora que la ficción televisiva se ha llenado de antihéroes.
Un caso que podría haber firmado Agatha Christie: goteo de asesinatos dentro de un avión en vuelo; todos parecen sospechosos. Buen trabajo de Liam Neeson.
Comedia de timadores que engañan a unos mafiosos y políticos corruptos.
Nuevo descenso de Scorsese a las cloacas con una historia real de codicia y hedonismo, de la que no cuenta la redención final.
Esta agradable pero corrientita dramedia está bien para pasar el rato, pero no merece tantas candidaturas a los Oscar. Al final se llevó solo el de actriz principal, para Jennifer Lawrence.
El director italiano de Il divo y Las consecuencias del amor es un estilista, aquí un tanto desconcertante.
Scorsese produce un manierista retrato del hampa durante la Ley Seca, un neonoir depravado y cínico. Estreno de la primera temporada, en abierto, en La Sexta: 23-12-2012 a las 21.30.
Redford relata el proceso contra la primera mujer ejecutada en la historia de Estados Unidos, acusada de participar en el asesinato del presidente Lincoln.
Ameno thriller judicial basado en una novela de Michael Conolly protagonizada por un abogado criminalista.
Una historia de degradación en un ambiente sórdido, que carga la mano en la violencia y elude lo que podría resultar más interesante: el tema de la culpa y la redención.
Película llena de tópicos sobre corrupción policial en Nueva York. Guión confuso salvado por la excelente interpretación de los dos protagonistas.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.