Matt Damon
Nueva entrega de las aventuras de Thor: entretenida y gamberra, pero no una gran película.
Ridley Scott firma un vasto fresco medieval, bien ambientado y magníficamente fotografiado, pero que no se libra del sesgo ideológico del director.
Un equipo de ingenieros y diseñadores liderados por el visionario Carroll Shelby y su conductor británico Ken Miles reciben la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966.
Un hallazgo científico logra reducir el tamaño de las personas, pero no su ego. Ingeniosa comedia con abundante crítica social.
George Clooney recurre al humor negro de los hermanos Coen para lanzar una mirada crítica a los años cincuenta en Estados Unidos, mezclando géneros y tramas.
Al ritmo y a la acción acostumbradas de la saga, esta tercera entrega añade un giro a la comedia disparatada, sin renunciar a las reflexiones shakesperianas.
Otra más de Bourne, tan violenta, inverosímil, impactante y entretenida como las anteriores.
Buen cine de aventura espacial, con una historia amena e intensa de lucha por sobrevivir.
Esta película espacial es un espectáculo grandioso, con un complejo relato sobre agujeros negros, viajes en el tiempo y realidades en cuarta y quinta dimensión.
Nuevo drama futurista del director de "District 9", que repite reflexiones sobre el racismo o la discriminación, pero resulta muy inferior a la primera película.
Clásica historia sobre abusos de poderosos, en este caso una empresa de gas natural que quiere hacerse con unos terrenos.
Matt Damon saca adelante una simpática película familiar que falla en dirección y guión.
Soderbergh afronta el género de catástrofes, apartado epidemias, con una película muy bien contada y con un espectacular reparto.
Un relato sobre la crisis financiera más importante desde el Crack del 29 se hace preguntas sobre la conexión entre los ámbitos político, financiero y docente en Estados Unidos.
Adaptación de una novela de ciencia-ficción, amor y política. No consigue interesar a pesar de su buena factura.
Los Coen han logrado su película más taquillera, un western muy cuidado y nada cínico.
Con guion de Peter Morgan, el octogenario Eastwood entrega una película arriesgada sobre el sufrimiento, la muerte y el más allá.
El prestigioso director inglés hace cine bélico con trasfondo político, manteniendo su estilo realista y cuasi documental en una trepidante película.
La película trata, con realismo y huyendo de lo enfático, de reconciliación y perdón en Sudáfrica, de superación de prejuicios, de inspiración y liderazgo, con la final de la copa del mundo de rugby de 1995 como hilo conductor.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.