Javier Táuler

1.Oct.2003
Todo el mundo se pregunta cómo puede ser que una película que todavía no se ha estrenado en las salas de cine, ya pueda ser vista en Internet. Un caso reciente, muy sonado, ha sido el de Hulk. La película, que le ha costado a Universal 150 millones de dólares, incluida la distribución, estaba disponible en Internet dos semanas antes del estreno. Y como en otras ocasiones, cualquiera con una buena conexión de Internet y un potente disco duro podía verla totalmente gratis desde el ordenador de su casa.