Educación Diferenciada
El sociólogo Cornelius Riordan explica que la opción por la educación diferenciada se abre paso en distintos países por los resultados positivos que obtiene.
Un colegio público del Bronx registra satisfacción entre familias y profesores tras experimentar la fórmula durante un año.
La enseñanza diferenciada parecía una causa perdida ante el avance de la coeducación. Pero está extendiéndose poco a poco desde que en diversos ámbitos -incluido un sector del feminismo- surgió un renovado interés por los distintos estilos de aprender de chicos y chicas.
El catedrático José Luis Martínez López-Muñiz analiza la reciente sentencia del Tribunal Supremo español que autoriza a las comunidades autónomas a excluir del sistema de conciertos a los colegios de enseñanza diferenciada por sexo.
The Washington Post
Cuando comience el próximo curso, habrá unas 500 escuelas públicas en todo el país que ofrecerán esta opción.
CECE
La CECE considera que la educación diferenciada tiene pleno derecho a recibir financiación pública.
Antes desterrada de la enseñanza pública, la educación diferenciada empieza a extenderse en Estados Unidos gracias a que cuenta con aceptación entre las familias y con el impulso de algunos educadores que ven en ella una salida a los problemas de los alumnos pobres y de minorías.
La educación diferenciada por sexos reaparece en el panorama educativo, como un medio de alcanzar un mejor rendimiento académico. El diario El País refleja esta nueva situación.
El debate se manifiesta en reuniones de docentes, en libros científicos y en la prensa.
Estudios neurológicos arrojan nueva luz sobre las diferencias sexuales en el aprendizaje.
En EE.UU. y en Francia se ofrecen fórmulas de enseñanza diferenciada para atender las necesidades específicas de chicos y chicas.

Los chicos negros son el segmento de población escolar con peores resultados del país, y algunas experiencias indican que la educación diferenciada les ayuda a recuperar el retraso.

Tradicionalmente se ha considerado que vivimos en una sociedad dominada por los hombres. Pero, como escribe David Brooks en el "International Herald Tribune" (16 octubre 2005), los términos están empezando a invertirse, al menos en EE.UU., porque las mujeres están siendo ahora mejores estudiantes que los hombres. Hoy se impone plantearse cómo ayudar a los chicos.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.