Una versión de esta reseña se publicó en el servicio impreso 96/14 El pequeño Oliver se ha mudado con su madre Maggie, que acaba de divorciarse y trabaja de auxiliar en un hospital, a su nueva casa neoyorquina. Aunque judío, acude a una escuela católica, donde el hermano Geraghty capta la atención de sus alumnos hablándoles de la santidad, y proponiéndoles un trabajo sobre el tema. No parece que el mejor modelo vaya a ser su desastrado vecino Vincent, improvisado canguro de Oliver por el horario laboral de su madre, que frecuenta la compañía de una “dama de la noche”, bebe, fuma ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.