Madrid, verano de 2011. Casi dos millones de jóvenes se aglutinan en la capital para participar en la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Benedicto XVI. En medio de este ambiente festivo, la policía trabaja a contrarreloj para detener a un asesino en serie que viola y mata ancianas en sus propias casas. El joven cineasta Rodrigo Sorogoyen

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print