Pinocho de Guillermo del Toro

Pinocho de Guillermo del Toro

TÍTULO ORIGINAL Guillermo del Toro’s Pinocchio

PRODUCCIÓN EE.UU. - 2022

DURACIÓN 117 min.

PÚBLICOJóvenes

PLATAFORMAS

ESTRENO25/11/2022

Tras las irregulares versiones de Roberto Benigni (2002), Matteo Garrone (2019) y Robert Zemeckis (2022), faltaba Guillermo del Toro (La forma del agua) por dar su visión del díscolo niño de madera que cobra vida, creado por el florentino Carlo Collodi en su sombría novela Las aventuras de Pinocho. Historia de una marioneta, publicada en 1883. El mexicano ha ido de la mano de Mark Gustafson –prestigioso animador de muñecos fotograma a fotograma (stop-motion)– y del parisino Alexander Desplat, que ha compuesto una espléndida banda sonora y emotivas canciones con letras del montador Roeban Katz y el propio Del Toro, ambos debutantes en estas lides líricas.

Aunque la figura de Pinocho es discutible, los demás diseños de personajes, los fondos y las animaciones son muy imaginativos, y marcan un hito en la animación stop-motion, fruto de la colaboración de la reciente Netflix Animation y la veterana Jim Henson Company. También son apabullantes la planificación y los efectos visuales, que convierten la película en un festín visual, sonoro y musical.

Más discutible es la decisión de ambientar la trama durante el ascenso en Italia del fascismo de Mussolini, retratado con toscos perfiles caricaturescos, que además salpican a la Iglesia católica, presentada como cómplice del tirano. Este enfoque enturbia la bella religiosidad cristiana del arranque –en torno a un inmenso crucifijo– y torna el filme demasiado tétrico y esotérico, mucho más siniestro que la novela original, de la que omite varios pasajes muy celebrados. De este modo, se limita el público potencial de la película y se enrarece su condición de lúcida fábula moral sobre la libertad, la paternidad y la filiación. Por eso sigo quedándome con la magistral versión animada de Pinocho que Walt Disney produjo en 1940.

Jerónimo José Martín
@Jerojose2002

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.