Padre no hay más que uno 2

Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra

PRODUCCIÓN España - 2020

DURACIÓN 96 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO29/07/2020

DIRECTORES

Reconozco que fui bastante dura al juzgar Padre no hay más que uno, segundo remake en unos meses de una cinta argentina que tenía bastante gracia. La versión dirigida por Santiago Segura no me pareció mala, simplemente me resultó descafeinada.

Reconozco también que, a pesar de todo, me acerqué con curiosidad e interés a esta secuela. Por una parte, ya no estábamos ante un remake: ahora se trataba de hacer avanzar la historia. Y, por otra, en un horizonte de retrasos de estrenos por la pandemia, Santiago Segura no solamente no retrasaba el estreno, sino que lo adelantaba. La valentía es una virtud muy cotizada en estos momentos y Segura lleva tiempo demostrando que audacia no le falta, y no hablo solo de este estreno.

Pues bien, sin que haya hecho una obra de arte, pienso que el cineasta (que es director y también guionista del título que nos ocupa) ha acertado en esta secuela haciendo algo muy fácil y complicado a la vez. Cuando una cosa te funciona lo mejor es no tocarla, o tocarla muy poco. Y una cosa es que a mí no me convenciera Padre no hay más que uno, y otra, que los más de dos millones y medio de espectadores que la vieron coincidan conmigo. Al público le gustó, y mucho, la película, y Segura lo que ha hecho es darle al espectador lo que le gusta: más aventuras de la familia.

Una familia que crece y un padre que se enfrenta a un enemigo muy eficaz en la comedia desde tiempos ignotos: la suegra. Con estas cartas, aparentemente básicas, con una construcción de personajes más elaborada y un ramillete de cuestiones críticas y políticamente incorrectas bien escogidas, se va construyendo un microcosmos bastante divertido, con algunos momentos muy conseguidos y un mensaje que, al margen de algún tic anticlerical marca del cine patrio, no deja de ser positivo ante el papel de la familia y la misión insustituible de los padres –de los dos– en la educación y el cuidado de los hijos. Una misión que se muestra de una manera realista y atractiva: con todos sus retos y dificultades, pero también con todo su valor y satisfacciones.

Ana Sánchez de la Nieta
@AnaSanchezNieta

 

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.