Para romper la rutina de su vida matrimonial, Phil y Clara Foster deciden salir a cenar y a divertirse. La noche loca empezará cuando una banda de mafiosos confunda al tranquilo matrimonio con una pareja de peligrosos e inteligentes delincuentes. El arranque de esta alocada comedia es prometedor: un divertido equívoco, un ritmo vertiginoso, unos jugosos diálogos y dos actores -Steve Carell y Tina Fey- solventes, ¿qué más se puede pedir a una comedia? Pues que mantenga el diálogo, el tono y el ritmo los escasos 90 minutos que dura. Y aquí naufraga la cinta. A partir de la media hora, la película se empantana, pierde fuelle, se hace repetitiva y, para tratar de evitar el aburrimiento, abandona el tono de divertimento loco p ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.