Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En un futuro no demasiado lejano existe una prisión de máxima seguridad en órbita sobre la Tierra. Se ha producido lo impensable: los presos se han amotinado y han tomado como rehén a una importante persona que “casualmente pasaba por allí”. El agente Snow –que pasa por uno de los peores momentos de su vida– acepta la misión de ir a rescatarla.

El último producto de la factoría Besson, acción y diversión inocente e irreal, es un poco soso. Su principal mérito es no tener ninguna pretensión, y su principal defecto es la ausencia de chispa en el guion, un corta y pega de diversas películas de secuestros, prisiones, héroes al rescate, etc.

El espectador recordará escenas de Jungla de cristal, de El quinto elemento, de otras muchas películas a medida que avanza la historia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares