La hija oscura

La hija oscura

TÍTULO ORIGINAL The Lost Daughter

PRODUCCIÓN Estados Unidos – 2021

DURACIÓN 121 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNLenguaje soez, Sexo

ESTRENO18/02/2022

GÉNEROS

GUIONISTAS

DIRECTORES

Leda (Olivia Colman) pasa unas vacaciones en soledad en un pueblo costero. Allí conoce a una familia que le llevará a recordar sus primeros años como madre. Así se podría resumir una película sobre la memoria que hiere y lesiona cualquier posibilidad de mirar hacia adelante.

Las dos actrices que interpretan a Leda a los veinte y a los cuarenta años han recibido una merecida nominación al Oscar. Olivia Colman (Broadchurch, El padre) y Jessie Buckley (Estoy pensando en dejarlo, Wild Rose) consiguen matizar en muchos momentos los errores de bulto de un guion que pretende normalizar comportamientos narcisistas y estados mentales enfermizos marcados por una sexualidad obsesiva.

El detallismo explícito y morboso de la historia no estaba en la novela original de Elena Ferrante en que se basa la película, pero la actriz Maggie Gyllenhall ha optado por una mayor distorsión, que parece heredada de los directores europeos que tanto admira, como Jean-Luc Godard, François Ozon o Pedro Almodóvar. Bajo la apariencia de retrato psicológico en profundidad, en las entretelas de estos personajes hay demasiadas incoherencias y lecturas epidérmicas sobre la maternidad, las relaciones conyugales o la libertad. Si esto sucede con las protagonistas, lo de los secundarios es aún más evidente y maniqueo, a pesar de tener a dos actores estupendos, como Ed Harris y Peter Sarsgaard.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.