Golpe de efecto cuenta la historia de Gus, solitario y cascarrabias ojeador de béisbol de los Atlanta Braves, a quien solo quedan unos meses para finalizar el contrato y, tal vez, jubilarse, pero que no se resigna a ceder el puesto aunque su vista va a menos. Pete Klein, su amigo y jefe directo, intuye los problemas y acude a Mickey, la hija de Gus, para que ayude a su padre. No parece una buena idea, ya que padre e hija no se tratan mucho y ella es abogada en una firma importante. Pero, insiste Klein, hay un gran fichaje en juego y su padre podría cometer un error fatal. Mickey lo toma como ocasión de pasar unos días con su padre observando a un joven bateador llamado Bo Gentry, a quien todos auguran un gran futuro. ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.