Casual Day

Casual Day

TÍTULO ORIGINAL Casual Day

PRODUCCIÓN España - 2007

DURACIÓN 95 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNLenguaje soez, Violencia, Sexo

ESTRENO01/01/2007

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Para reducir las tensiones laborales y favorecer las relaciones entre jefes y empleados, una empresa organiza cerca de Madrid un casual day de fin de semana. Mientras los asistentes se someten a terapias psicológicas, reuniones informales y una guerra de pintura por un bosque, van emergiendo las hipocresías, heridas, envidias…, los traumas y egoísmos que amargan el día a día de ese grupo de trabajadores. En concreto, Ruy, que lleva una semana en la empresa, en un puesto de responsabilidad, entra en crisis con Inés, la hija de su jefe. Y, mientras, Marta -la mejor amiga de Inés- se harta de su superior inmediato, el machista y vengativo Cholo.

En este su primer largometraje, el cortometrajista y profesor Max Lemcke abusa de un lenguaje barriobajero, carga la mano en algunos pasajes demasiado crueles o ácidos, y toma prestadas algunas situaciones ya afrontadas en películas como Smoking Room o El método Gronholm. De todas formas, Lemcke plantea una lúcida crítica al modelo individualista de triunfo a cualquier precio, desvela sin componendas el terrible vacío que genera el materialismo radical y expone esas ideas a través de una fluida puesta en escena, más bien sencilla y naturalista, pero casi siempre sustancial.

También es elogiable la sólida dirección de actores, que arranca al amplio reparto unas interpretaciones muy medidas, ninguna de la cuales rompe el tono coral del conjunto. En este sentido, destaca la rotundidad de Juan Diego, Luis Tosar y Estíbaliz Gabilondo, el humor directo de Arturo Valls -en uno de sus primeros papeles importantes para el cine- y la frescura de Malena Alterio, cuyo personaje es quizá el único que mete oxígeno en la malsana atmósfera de la película. En fin, una buena película, bastante por encima de la media -muy baja- del cine español de 2008.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares