descarga (4)

Cuscús

TÍTULO ORIGINAL La graine et le mulet

PRODUCCIÓN Francia - 2007

DURACIÓN 151 min.

PÚBLICOAdultos

CLASIFICACIÓNSexo

ESTRENO24/12/2007

GÉNEROS,

Abdel Kechiche (Túnez, 1960) triunfó con esta película en los César 2007 (película, director, guión y actriz), reeditando así su casi idéntica cosecha en 2005 con La escurridiza. Cuscús, gran Premio del Jurado en Venecia 2007, es un buen ejemplo de cine festivalero.

Abigarrado relato sobre una familia francesa de origen magrebí, la cinta aborda el despido del padre, que llevaba 30 años trabajando en un pequeño astillero y la forma de afrontarlo por parte de su numerosa familia. Entre todos intentarán salir adelante con una iniciativa muy original.

No hay duda de que Kechiche es un gran director de actores, capaz de lograr una frescura interpretativa que resulta muy veraz. Los temas y conflictos que aborda son muy interesantes; en este caso, la conducta de personajes musulmanes que han nacido en Francia y cuyo estilo de vida difiere mucho de los patrones de comportamiento que les guían cuando viajan a la tierra de sus ancestros. Por otro lado, la película está bien rodada y ahce un buen uso de exteriores de varias localidades costeras en la región de Hérault.

Pero su relato de 151 minutos se hace interminable por una verborrea fílmica que ignora la posibilidad de prescindir de material claramente redundante. De algún modo, es un tipo de cine diseñado para triunfar en festivales pero que encuentra muchos problemas en su exhibición comercial. Basta considerar la artificiosa secuencia final, un extenuante tour de force de un ridículo manierismo en clave eros-thanatos.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.