Apolo 13

TÍTULO ORIGINAL Apollo 13

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Ron Howard. Intérpretes: Tom Hanks, Bill Paxton, Kevin Bacon, Gary Sinise, Ed Harris, Kathleen Quinlan, Tracy Reiner.

El norteamericano Ron Howard (Willow, Un horizonte muy lejano, Llamaradas, The Paper) afronta de nuevo un argumento que le resulta especialmente querido: una aventura colectiva con tintes épicos. Esta vez recrea, a partir del libro Lost Moon de Jim Lovell y Jeffrey Kluger, la dramática odisea de la misión espacial Apolo 13, que en abril de 1970 mantuvo en vilo al mundo tras sufrir un grave accidente en pleno viaje hacia la Luna.

Howard ha optado por un estilo narrativo cercano al documental, con el que hilvana varios hilos argumentales con diversos tratamientos dramáticos. La trama central describe las angustiosas peripecias de los tripulantes de la nave. Esta parte está rodada al más puro estilo del cine de acción, e incluye secuencias con impresionantes efectos especiales, como el despegue de la nave, el accidente o la reentrada en la atmósfera. Fragmentan este hilo principal pasajes dramáticos más intimistas y breves insertos de análisis social, articulados a través de las subtramas que describen los sufrimientos de las familias de los astronautas -sobre todo la del comandante Lovell (Tom Hanks)-, las fluctuantes reacciones de la opinión pública y los esfuerzos del centro de control espacial para salvar la difícil situación.

A veces, Ron Howard no controla plenamente el ritmo narrativo de este complejo cóctel de situaciones y personajes. De modo que a ratos desciende el interés de la historia. Sin embargo, logra llevar su nave a buen puerto gracias a la brillantez visual de la película y a las convincentes interpretaciones de todos los actores. Tom Hanks repite con éxito un modelo clásico de héroe cotidiano -similar al de Forrest Gump- que le va como anillo al dedo. Por su parte, Gary Sinise demuestra una vez más su amplitud de registros, en un personaje más complejo desde el punto de vista dramático y, desgraciadamente, poco desarrollado en el guión. La exuberante banda sonora de James Horner y la espléndida fotografía de Dean Cundy apoyan eficazmente la evolución dramática de la trama en todo momento.

El retrato realista que hace la película del ambiente social de los años sesenta y de los pormenores del entrenamiento de los astronautas incluye algunos diálogos groseros. Pero, en general, domina un fuerte idealismo, que reúne una atractiva visión del patriotismo, la unidad familiar, la amistad, el esfuerzo colectivo e, incluso, la dimensión trascendente del hombre. Este planteamiento, desarrollado a menudo como una apología del american way of life, quizá resulte excesivo para algunos. Pero no deja de ser bastante atractivo y aporta a la película una cierta riqueza interior.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares