Lucas Hedges
Soderbergh acierta con una comedia aparentemente ligera, pero que aborda cuestiones interesantes.
Extenso retrato, con luces y sombras, de un drama adolescente y de sus repercusiones en la familia protagonista.
Stevie, un chico de 13 años que vive en el Los Ángeles de los años 90, pasa el verano lidiando con los problemas de su vida doméstica y divirtiéndose con su nuevo grupo de amigos, que ha conocido en una tienda de skate.
Drama familiar en torno a la adicción de un hijo donde sobre todo brillan las interpretaciones de Julia Roberts y de Lucas Hedge.
Greta Gerwig ofrece un inteligente repaso a la posmodernidad en el viaje de ida vuelta de una joven rebelde que lo prueba todo y termina desengañada.
El hotel descrito en la novela de Stefan Zweig es el escenario de un imaginativo juego, protagonizado por el dueño y un joven botones, y filmado con estética “naïf”.
Dos preadolescentes se enamoran y se fugan. La excentricidad de Anderson recubre un cuento cínico y bastante simplón.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.