Andrew Scott

10/10
Extraordinaria adaptación de la historia de Thomas Ripley, el sofisticado estafador y criminal creado por Patricia Highsmith.
6/10
Intenso y pesimista drama homosexual que indaga en los conflictos paterno-filiales de la adolescencia.
Sam Mendes rueda una joya de cine bélico con vocación de clásico.
Esta aclamada serie romántica del director de “Once” y “Begin Again” está basada en historias reales publicadas en “The New York Times”.
La demanda de un historiador contra una colega que le acusó de falsedad por negar el Holocausto. Grandes interpretaciones en una película que contrapone con acierto las emociones y la técnica del juicio.
Sin tener la fuerza de la anterior película de Alicia, esta contiene valiosas reflexiones sobre el tiempo y la familia.
Acción al estilo clásico de la serie James Bond, pero con un guion que da más profundidad a los personajes.
El enfrentamiento entre un líder comunista irlandés y un párroco en los años treinta sirve a Ken Loach para mostrar una vez más su calidad como director y su rigidez ideológica.
Drama minimalista, formalmente inspirado en “Enterrado” de Rodrigo Cortés.
Iniciándose con la invasión aliada a Normandía el 6 de junio de 1944, los miembros del segundo batallón de asalto, bajo las ordenes del capitan Miller, luchan por ganar el control de la playa. En el combate dos hermanos resultan muertos. Un poco antes, en Nueva Guinea, un tercer hermano muere también. Su madre, la señora Ryan, va a recibir tres telegramas de defunción el mismo día. El jefe del ejército estadounidense, George C. Marshall, ve la oportunidad de aliviar el sufrimiento de la señora cuando se entera de la existencia de un cuarto hermano, el soldado James Ryan, y decide enviar a 8 hombres (el capitan Miller y un grupo selecto de su batallón) a buscarlo y devolverlo a casa de su madre.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.