Willa Cather
Concebida como un experimento literario, la novela se centra en la vida de un prestigioso historiador que no tiene una cómoda relación ni con sus hijas ni con sus yernos.
Última novela de Willa Cather, se desarrolla en 1856 y está protagonizada por un matrimonio que posee una granja donde trabajan esclavos negros.
La I Guerra Mundial es el marco en que un joven granjero norteamericano descubre nuevas tierras, nuevas gentes y otros ideales.
Este relato, uno de los más famosos de Willa Cather, reflexiona sobre la fascinación del mundo del arte y los artistas en un joven con una exquisita y epidérmica sensibilidad.
La vida de Lucy Gayhearte le sirve a Cather para reflexionar sobre los temas más importantes que preocupan al ser humano -el amor, el destino- y plantear de nuevo el contraste entre la vida rural y la de la ciudad, con su peculiar.
Willa Cather
Cather recrea la peripecia vital del primer arzobispo de Santa Fe y de su vicario, siguiendo muy de cerca la realidad histórica.
Un preciso análisis psicológico, que la sobria pluma de Cather eleva a obra maestra.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.