La manía de la jornada interminable

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En algunas profesiones (consultores, abogados, finanzas, informáticos…) no es raro que se trabaje habitualmente muchas más horas de las establecidas. Las larguísimas jornadas laborales han llegado a considerarse normales, necesarias y prueba de competencia personal y lealtad a la empresa. Los estudios sobre el particular indican que son poco útiles y aun contraproducentes. Una versión de este artículo se publicó en el servicio impreso 85/13 La “civilización del ocio” es una triste realidad para los parados. Pero aun fuera de

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares