Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El realizador danés Nikolaj Arcel cuenta una historia real: en 1766 Carolina de Hannover, princesa británica, se casa con el rey Cristian de Dinamarca, monarca infantilizado, demente y libertino. Su existencia se anima con la llegada del nuevo médico personal del rey, el doctor Johann Struensee, hombre de ideas avanzadas, que impulsa a Cristian a realizar reformas dignas de un

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares