Tan fuerte, tan cerca

Tan fuerte, tan cerca

TÍTULO ORIGINAL Extremely Loud & Incredibly Close

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2012

DURACIÓN 129 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO16/03/2012

GÉNEROS

GUIONISTAS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una de las cosas más increíbles de la pasada edición de los Oscar es que esta película aspirase al premio a mejor película. Stephen Daldry –director de cintas más que aceptables (Billy Elliot, Las horas)– se traslada al 11-S para contarnos el trauma de un niño que pierde a su padre en la aciaga mañana en la que caen las torres.

Es lógico que la película sea dramática. El problema es que Daldry suma a esta tragedia todo tipo de acontecimientos destinados a provocar el llanto en el espectador. La suma de desgracias es infinita: el niño tiene un leve autismo, y no se siente querido por su madre y padece un fuerte complejo de inferioridad y ha escuchado 6 mensajes de su padre en el contestador pidiendo socorro…

Probablemente –seguro–, la intención de Daldry sea loable: sensibilizar al espectador con el sufrimiento de las víctimas. Pero aunque el fin sea bueno, los medios empleados son los de la tortura. Un crítico a la salida hablaba de “pornografía sentimental” y no le faltaba razón. Ante semejante manejo, el espectador se rebela, se aleja de los protagonistas. Todo es tan artificioso, tan arbitrario, tan dirigido, que en vez de emocionar, fastidia; en lugar de interesar, aburre. ¿Tom Hanks y Sandra Bullock? Tan de plástico como el resto.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares