Tan fuerte, tan cerca

Tan fuerte, tan cerca

TÍTULO ORIGINAL Extremely Loud & Incredibly Close

PRODUCCIÓN Estados Unidos - 2012

DURACIÓN 129 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO16/03/2012

GÉNEROS

GUIONISTAS

DIRECTORES

Una de las cosas más increíbles de la pasada edición de los Oscar es que esta película aspirase al premio a mejor película. Stephen Daldry –director de cintas más que aceptables (Billy Elliot, Las horas)– se traslada al 11-S para contarnos el trauma de un niño que pierde a su padre en la aciaga mañana en la que caen las torres.

Es lógico que la película sea dramática. El problema es que Daldry suma a esta tragedia todo tipo de acontecimientos destinados a provocar el llanto en el espectador. La suma de desgracias es infinita: el niño tiene un leve autismo, y no se siente querido por su madre y padece un fuerte complejo de inferioridad y ha escuchado 6 mensajes de su padre en el contestador pidiendo socorro…

Probablemente –seguro–, la intención de Daldry sea loable: sensibilizar al espectador con el sufrimiento de las víctimas. Pero aunque el fin sea bueno, los medios empleados son los de la tortura. Un crítico a la salida hablaba de “pornografía sentimental” y no le faltaba razón. Ante semejante manejo, el espectador se rebela, se aleja de los protagonistas. Todo es tan artificioso, tan arbitrario, tan dirigido, que en vez de emocionar, fastidia; en lugar de interesar, aburre. ¿Tom Hanks y Sandra Bullock? Tan de plástico como el resto.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.