Shrek 2

Director: Andrew Adamson. Codirectores: Kelly Asbury y Conrad Vernon. Guión: J. David Stem, Joe Stillman y David N. Weiss. Dibujos animados. 80 min. Jóvenes.

GÉNEROS

DIRECTORES

Esta nueva aventura de los personajes creados por el desaparecido William Steig se ha convertido en el largometraje de animación más taquillero de la historia. Describe las peripecias del ogro Shrek y la princesa Fiona cuando, al poco de casarse, son invitados por los padres de ella a visitar su castillo. En compañía del agotador Asno, viajarán al pijo reino de Muy Muy Lejos, donde sufren a una intrigante hada madrina -madre del vanidoso Príncipe Encantador-, conocen al pendenciero Gato con Botas y provocan un grave conflicto en la propia familia real y entre la frívola sociedad del lugar.

A priori, era buena idea detonar la comedia a través de “los padres de la novia”. El problema es que, junto a numerosos golpes de humor originales e hilarantes, se incluyen algunos con exceso de sal gruesa, sobre todo en materia sexual y escatológica. Por otra parte, aunque son eficaces, sus parodias cinéfilas resultan algo repetitivas y facilonas. De todas formas, el conjunto se salva porque sus sarcásticas críticas sociales son inteligentes, y porque culminan finalmente en una nueva exaltación de la familia y la amistad.

Mejores calificativos merece la resolución formal de la película, que ofrece una animación digital notablemente mejor que la de la primera entrega, tanto en los fondos como en los gestos. Nunca alcanza la excelencia de Buscando a Nemo y las demás producciones Pixar, pero ofrece secuencias muy impactantes, ambientadas con imaginación, y planificadas y montadas con un gran sentido narrativo. Además, la espléndida banda sonora incluye numerosas canciones de gran calidad.

Por tanto, Shrek 2 deja un sabor agridulce, pues goza de numerosos aciertos formales y narrativos (es espléndido, por ejemplo, el nuevo personaje del Gato con Botas, doblado en inglés y castellano por Antonio Banderas), pero también cae a veces en la tentación de ganarse al público adulto con gamberros recursos de dudoso gusto, lo que rebaja peligrosamente su condición de cuento de hadas; una condición que mantuvo intacta la primera entrega de la saga.

Jerónimo José Martín

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.