Sólo tú

TÍTULO ORIGINAL Only You

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Norman Jewison. Intérpretes: Marisa Tomei, Robert Downey Jr., Bonnie Hunt.

Faith (Marisa Tomei) ha creído siempre en el destino; es una chica romántica y vitalista que vive obsesionada con lo que le dijo una vidente: que su alma gemela era un tal Damon Bradley, al que no ha llegado a conocer. Cansada de esperar, decidecasarse con un podólogo. Pero 10 días antes de la boda, habla por teléfono con un cliente de su prometido; su nombre: Damon Bradley. Profundamente impresionada, marcha precipitadamente tras él a Italia -Venecia, Roma, la costa…-, en compañía de una amiga (Bonnie Hunt), cuyo matrimonio pasa por un mal momento. Allí conocerán a Peter, un singular vendedor de zapatos (Robert Downey Jr.), que cambiará el curso de los acontecimientos.

Podría haber sido una magnífica comedia romántica; así lo hacía esperar el espléndido arranque, pleno de ritmo, buen humor y sensibilidad. Pero su divertida recreación del mejor cine clásico -sobre todo de Vacaciones en Roma- se debilita según avanza la historia, hasta tocar fondo en un par de pasajes bastante vulgares, dominados por un descarado exhibicionismo sensual. Sigue habiendobuenos diálogos, varias situaciones bien resueltas y algún que otro momento mágico. Pero el caso es que en esas secuencias los personajes pierden su encanto inicial y ya no lo recuperan del todo.

Es una pena, porque el guión de Diane Drake es entretenido, inteligente y ofrece una visión amable y positiva del matrimonio, la amistad y el catolicismo. Además, la puesta en escena del veterano Norman Jewison (En el calor de la noche, FIST, Historia de un soldado, Hechizo de luna) es muy buena, y su envoltura externa, de primera categoría:fotografía de Sven Nykvist, diseño de producción de Luciana Arrighi, vestuario de Milena Canorero… Por su parte, tanto Marisa Tomei como Robert Downey Jr. demuestran en todo momento que son dos grandes actores, con mucho carisma y abundantes recursos interpretativos. Uno sale con la sensación de que se ha perdido una gran oportunidad de recuperar la singular magia de las comedias románticas clásicas.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares