Profesor Lazhar

Profesor Lazhar

TÍTULO ORIGINAL Monsieur Lazhar

PRODUCCIÓN Canadá - 2011

DURACIÓN 94 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO10/09/2011

GÉNEROS,

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La trágica muerte de una profesora de primaria en una escuela de Montreal conmociona a sus alumnos de once años, sobre todo al sensible Simon, que fue quien descubrió el cadáver. Bachir Lazhar, un inmigrante argelino de 55 años, lee la noticia en la prensa, se ofrece como sustituto y es finalmente aceptado. Sus métodos pedagógicos, tradicionales –exigentes con los chavales y, a la vez, muy cercanos a ellos–, chocan con las convenciones políticamente correctas por las que se rige el colegio. Esto desarrolla una agria polémica entre los profesores y los padres, paralela a los esfuerzos de Lazhar y sus alumnos por curar las profundas heridas que tienen abiertas.

Reconocida con numerosos galardones –entre ellos, los más importantes seis Premios Genie de la Academia Canadiense de Cine y Televisión– y candidata al Oscar 2011 a la mejor película en lengua no inglesa, Profesor Lazhar supone el descubrimiento internacional del director y guionista canadiense Philippe Falardeau. Este joven cineasta de habla francesa transforma el monólogo teatral Bashir Lazhar, de Evelyne de la Chenelière, en un intenso drama escolar, a través del que articula valiosas reflexiones sobre la buena educación –que implica a padres y profesores–, la protección de la inocencia infantil, el sentido del sufrimiento y la necesidad de afrontar con los niños el tema de la muerte.

Falardeau dosifica muy bien las diversas intrigas en torno a los conflictos de los personajes, encarnados por unos actores sensacionales, entre los que destacan el popular cómico Mohamed Fellag –en el papel de Lazhar– y los niños no profesionales que dan vida a sus alumnos, todos ellos apabullantes en su naturalidad. Acompañada por la sutil partitura de Martin Léon, la sobria y apagada puesta en escena hiperrealista refuerza esa autenticidad con recursos característicos del documental –del que procede Falardeau–, lo que acerca Profesor Lazhar más a películas como Ser y tener, ¡Esto es ritmo! o La clase que a otros filmes sobre profesores carismáticos, como El Club de los Poetas Muertos, Profesor Holland, Los chicos del coro o La ola.

Falardeau consigue un altísimo nivel emocional subrayando las virtudes básicas, que dotan de alma a su certera crítica a la sociedad actual, dominada, según él, por complejos, miedos y fundamentalismos ideológicos muy perjudiciales para la formación afectiva de los niños.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares