Nueve vidas

TÍTULO ORIGINAL Nine Lives

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director y guionista: Rodrigo García. Intérpretes: Robin Wright Penn, Glenn Close, Holly Hunter, Sissy Spacek, Amanda Seyfreid. 115 min. Adultos. (XSD)

La reclusa Sandra (Elpidia Carrillo) espera ansiosamente la visita de su pequeña hija. La embarazada Diana (Robin Wright Penn) se encuentra con su ex marido en el supermercado. Holly (Lisa Gay Hamilton) no puede seguir viviendo hasta que su padrastro reconozca el daño que le ha causado. Sonia (Holly Hunter) saca a la luz un terrible secreto en una banal charla con unos amigos. La adolescente Samantha (Amanda Seyfreid) media en la destructiva relación entre sus padres. Lorna (Amy Brenneman) acude al velatorio de la mujer de su ex marido. La casada Ruth (Sissy Spacek), después de décadas de matrimonio, está al borde del adulterio. La angustiada Camille (Kathy Baker) se prepara para una intervención quirúrgica con la ayuda de su marido. Maggie (Glenn Close) acude a un cementerio acompañada por su hija, una princesita vanidosa (Dakota Fanning).

Rodrigo García (“Cosas que diría con sólo mirarla”) escribe y dirige esta película segmentada que produce el mexicano Alejandro González Iñárritu (“Babel”, “21 gramos”), cuya participación se entiende perfectamente por la sintonía temática y de tratamiento narrativo de la cinta con la filmografía del director de “Amores perros”.

La película tiene unas interpretaciones magníficas y está muy bien rodada, con planos muy largos que evitan los cortes para lograr el llamado tiempo real. García observa durante un escaso cuarto de hora de la vida de nueve mujeres, todas atrapadas en una situación incómoda o dolorosa. Al tratarse de nueve historias, las hay mejores y menos buenas, una de ellas es innecesariamente sucia, casi todas son duras y tensas, algunas (Diana, Samantha, Ruth, Camille, Maggie) son sencillamente soberbias, pequeños tesoros. Ciertamente, la película de García tiene un registro dramático tristón y una mirada marchita, pero es cine de calidad que mueve a la compasión y puede ayudar a escarmentar en cabeza ajena.

Alberto Fijo